diosa de avalon
INICIO » Blog » Sagrado Femenino » La Rueda de Avalon y lo Sagrado Femenino

La Rueda de Avalon y lo Sagrado Femenino

Publicado en: Sagrado Femenino

Muchas sabéis que la Rueda de Avalon ha sido mi gran descubrimiento como mujer. Su Naturaleza  me ha mostrado las distintas facetas de lo Femenino, en un revelador viaje interior. A través de este trabajo adentro de mí, he podido ampliar la mirada sobre asuntos de mi vida que me sobrepasaban: el miedo como madre, mi rol como esposa, mi frustración al ver que la vida avanza y yo me siento atrapada…

En la Rueda de Avalon he encontrado un principio que ordena todo y que muestra las distintas cualidades de la energía femenina en torno a su relación con el Sol y la Luna. Traerlo de nuevo a la conciencia nos ayuda a comprender los problemas que atañen a la mayoría de las mujeres en una sociedad moderna como la nuestra y darnos cuenta de que las soluciones superficiales sirven de momento pero no cambian la realidad de base en que estamos inmersas.

Ha herida cultural

Vivimos en una cultura que ubica el principio masculino y su visión del mundo, por encima del femenino. Toda nuestra psique colectiva está configurada para ensalzar la luz en detrimento de la oscuridad, orientarnos hacia el Cielo, lo divino como un Dios masculino, mientras la concepción de la Tierra como Madre ha pervivido tan solo dentro de las tradiciones indígenas. Somos Naturaleza y sin embargo, nos hemos separado de ella. El mito judeo-cristiano de Adán y Eva, extendido por todo el mundo nos apunta a que los animales y las plantas están ahí para nuestro uso, como si fueran nuestros por derecho propio. La consecuencia a nivel psíquico de esta premisa es lo que hoy llamamos patriarcado: un sistema de pensamiento que considera al padre por encima de la madre, tanto a nivel personal como social y espiritual.

Pese a que la ciencia de la Biología nos muestra que dos principios: masculino y femenino coexisten dentro de cada ser vivo, la creencia patriarcal los separa, generando roles fijos en las personas por el simple hecho de pertenecer a uno u otro sexo: lo que se espera de un hombre… lo que se espera de una mujer. Esto nos presiona a mantenernos por encima o por debajo del otro, creando fuertes desequilibrios a nivel de relaciones personales y sociales.

El Conflicto está servido

Este sistema de pensamiento no solo nos lleva al conflicto entre hombres y mujeres sino que incluso nos separa entre nosotras. Olvidamos que la energía femenina es en esencia recipiente de vida, la que acoge, es el círculo, la hermandad… Nuestras madres heredaron tantas restricciones y programas mentales limitantes…  que rara es la que no representa para nosotras un espejo de lo patriarcal. Nos pesa verlas como perpetuadoras del sistema y en muchos casos, como modelo de debilidad y sometimiento. Pero ellas son el primer referente, nuestra raíz principal y sabemos que han hecho lo que han podido.

Necesitamos comprender la herida que existe en el seno de las mujeres para poder sanarla, y en ello la compresión de la Rueda Sagrada de Avalon nos brinda claridad. La herida patriarcal afecta también a los hombres, limitando su capacidad de reconocerse vulnerables, gestionar su mundo emocional y mucho más. Sabemos que este es un tema largo y profundo, que si queremos empoderarnos de verdad no podemos hacerlo siguiendo los mismos patrones limitantes. Hemos de encontrar la falla que hay de fondo para poder empezar a transformarlos desde adentro, porque nuestra mente está condicionada. Cuando nos ponemos en marcha, encontramos  personas afines con las que ir dando pasos en  dirección al equilibrio. Solas no podemos, pero

matrística

La Cultura Matrística

Uno de estos pasos es darnos cuenta de que Somos Naturaleza. Hoy en día está emergiendo una conciencia colectiva en que vemos a nuestro planeta como un ser vivo. No es una idea nueva, solo revitalizada y ampliada por algunos científicos de mirada amplia.

Cada lugar del mundo contiene una sabiduría, y cada cultura antigua la refleja. Antes de nuestra moderna sociedad occidental se impusiera como modelo a seguir, el mundo se organizaba en pequeños núcleos. Si nos vamos a la Vieja Europa, antes de que los pueblos bárbaros, conquistadores empezaran a asimilar territorios, los asentamientos eran sociedades matrifocales o matrísticas, no matriarcales, pues tomaban como centro las relaciones armónicas no solo humanas sino con el entorno, el cuidado de las criaturas y experimentaban el tiempo como algo sagrado.

A través del movimiento de la Tierra alrededor del Sol sucede la Rueda de las Estaciones. En la Europa no mediterránea, estos cambios estacionales son muy marcados, por lo que desde la antigüedad se asoció el ciclo anual, con el ciclo vital, desde el Invierno como muerte y regeneración hasta el nacimiento en primavera, la plenitud en el verano y el declive de la madurez en el otoño.

Somos Naturaleza

Las espiritualidades más antiguas del mundo, basaban su conexión interior con la Naturaleza. ¿Qué podía haber más sagrado que reverenciar todo lo que te da vida? ¿Qué instante puede ser más mágico que aquel que vives con plena presencia? Si algo tienen en común las antiguas tradiciones matrifocales es la contemplación del ciclo infinito de Vida/Muerte y Regeneración, algo que quedó plasmado en los más antiguos vestigios del arte neolítico: el concepto de La Diosa.

Desde distintos lugares del mundo existen rostros de lo Sagrado Femenino, que representan fenómenos naturales, humanizados con cuerpos de mujer. La psicología transpersonal ofrece el marco adecuado a través del trabajo con los arquetipos presentes en los mitos, cuentos y leyendas, de modo que no es necesario sentirse espiritual para hacer un trabajo interior en este enfoque.

arquetipos femeninos

La Diosa de Avalon

Avalon es conocido popularmente por la Leyenda del Rey Arturo y la Leyenda del Grial. Es un relato con múltiples versiones en que los personajes principales son hombres y está escrita por ellos, hasta que en los años 80 Marion Zimmer Bradley publicó su trilogía: «Las Nieblas de Avalon» y relató su historia desde el punto de vista de Morgana. Aquí no es la malvada rival de Arturo sino una mujer con el poder interior de afrontar situaciones complicadas que se dan por decisiones que otros toman sobre su propia vida. ¡Cuantas mujeres conozco que se identifican con esta Morgana! ¡Cuantas despertamos a través de estos libros o de la miniserie que llegó a nuestra vida el día menos pensado!

El espíritu de Avalon está vivo

Hoy en día el mítico Avalon se sitúa en una pequeña población al Suroeste de Inglaterra. Su nombre es Glastonbury. Allí un grupo de sacerdotes y sacerdotisas impulsados por Katy Jones han recuperado la antigua tradición de la Diosa a través de la Rueda de Avalon. En sus palabras:

“LA DIOSA está viva en Glastonbury, visible para que todos la vean en las formas del paisaje sagrado.  Ella es suave como las colinas redondeadas de Su cuerpo y dulce como la flor del manzano que crece en Sus huertos.  Aquí Su amor nos envuelve todos los días y Su voz siempre está cerca, llevada por el viento, susurrando a través de las brumas de Avalon.  Sus Misterios son tan profundos como el Caldero que Ella agita, bajándonos a Sus profundidades y elevándonos a Sus alturas.  Ella es nuestra Fuente, nuestra Inspiración y nuestro Amor ”.

La Diosa expresa su naturaleza cambiante a través de las Estaciones. En la zona donde nace esta Rueda se pueden distinguir claramente 8 etapas al igual que en la Rueda Celta, con la diferencia de que en Avalon nos centramos en los distintas cualidades que muestra la Naturaleza Femenina a lo largo del año.

rueda de avalon

La Rueda de Avalon

Antiguas culturas que conocemos organizaron su visión del mundo a través de Ruedas Medicinales. Son ruedas en tanto que son formas circulares en las que se representan las sagradas direcciones, y son medicinales porque nos ayudan a alinear nuestro cuerpo, alma y espíritu.

Llamamos Rueda de Avalon, Rueda de Britannia o Rueda de Ana al viaje que realiza la Tierra alrededor del Sol en 8 etapas que expresan las distintas cualidades arquetípicas femeninas. Es, por tanto, una herramienta preciosa para descubrir los dones que viven dentro de nuestro ser sabiendo que siempre se presentan en interrelación con lo masculino. A lo largo del viaje por los paisajes en cada Estación del año descubrimos animales, plantas, símbolos, fases lunares, comidas… que corresponden a una energía determinada. Resonar con ellos es la puerta de entrada.

Desde mi punto de vista como terapeuta es esencial asentarnos en lo psicológico y las aportaciones desde la biología y antropología más que en la mera experiencia espiritual. De este modo podemos incorporar los aprendizajes que nos trae el trabajo interno con la Rueda para que nutran y transformen nuestra realidad humana. Las dificultades que enfrentamos día a día o en momentos determinados, pueden ser vistos bajo otra luz a través del trabajo con los arquetipos femeninos de esta rueda.

Avalon 2014 Gabriella Robles

 

Aunque las energías de la Naturaleza cambian según el lugar y su climatología particular, la forma en que abordamos los arquetipos femeninos son universales:

GUARDIANA

GUERRERA

 AMANTE

PARTERA/DOULA  NUTRIDORA

REINA/MADRE UNIVERSAL 

BRUJA/CURANDERA

GUÍA/CHAMANA 

SACERDOTISA

 

El viaje interior por la Rueda no solo es para mujeres, pues cada alma humana experimenta en sí los aspectos masculino y femenino que ha reconocer y equilibrar. Para profundizar en este trabajo interior he creado el ciclo de retiros Online: Volver a Casa: Viaje Interior Hacia Ti Misma  donde nos sumergimos de lleno a través de cada una de las 9 etapas que recorren la Rueda de Avalon. También puedes participar en alguno de nuestros talleres gratuitos o benéficos de Introducción a la Rueda de Avalon.

Próximo taller: Viernes 14 de Enero 2022

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

  • Responsable: Inmaculada de la Iglesia Ferreras
  • Finalidad: Responder a tus comentarios
  • Derechos: Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en info@gabriellarobles.es, así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control.
  • Información adicional: En mi política de privacidad encontrarás información adicional sobre la recopilación y el uso de su información personal. Incluida información sobre acceso, conservación, rectificación, eliminación, seguridad y otros temas.