beltane
INICIO » Blog » Sagrado Femenino » Beltane: La Alquimia del Encuentro entre Masculino y Femenina

Beltane: La Alquimia del Encuentro entre Masculino y Femenina

Publicado en: Sagrado Femenino

Imbolc al inicio de Febrero fue el primer Festival de Fuego de la Rueda Sagrada del Año, Beltane es el segundo. La noche del 30 de abril al 1 de Mayo, celebramos esta festividad que representa para el pueblo celta el inicio del Verano. Si estás en el Hemisferio Sur, dale la vuelta a estas fechas para celebrarlas: Imbolc al inicio de Agosto, Beltane comenzando Noviembre y el Solsticio de Verano, sobre el 21 de Diciembre.

 

Durante todo este tiempo, la fertilidad de la Tierra alcanza su punto álgido, aparecen los primeros pequeños frutos y los animales se aparean. Comienzan los rituales al aire libre que se basan en saltar sobre el fuego, agradecer a la Madre Tierra y a las personas, al culto al amor y a la sexualidad. Las mujeres se adornan el pelo con guirnaldas de flores y las parejas que tratan de concebir un hijo piden bendiciones. Es la fiesta del tradicional “Palo de Mayo” en el que se baila y se teje con cintas de colores alrededor de un palo, donde cada cinta simboliza un deseo.

 

Rituales de Fertilidad de Beltane

 

Según los mitos y leyendas artúricas, en la noche de Beltane  acontecía el “Hieros Gamos”, o “Matrimonio Sagrado” que era un ritual de iniciación para el futuro rey, a través del acto sexual sacralizado con una sacerdotisa de la Diosa. Este acto no era algo perverso, sino un ritual muy sagrado y poderoso de unión entre la Diosa y el Dios, como bendición para la gobernanza de toda la comunidad.

 

Era el momento de encontrar pareja o bien renovar votos, también de oficiar matrimonios. A través del ritual de “Enlace de Manos” las parejas que habían decidido continuar un año más se entrelazaban con cintas rojas formando el símbolo del infinito, decidiendo renovar votos o separarse en cada futura noche de Beltane. La forma de sellar este acuerdo era saltando juntos sobre el Fuego. Esto también era considerado un matrimonio sagrado, pues eran uniones ante los ojos de la diosa del amor.

 

El hecho era que la gente joven pasaba la noche en los bosques, celebrando la noche de la fertilidad hasta el amanecer, y un buen número de jóvenes terminaba embarazada a raíz de estos retozos en las montañas. A los niños fruto de Beltane se les llamaba: merry-be got: “alegremente obtenidos”. Pues su concepción de la sexualidad estaba mucho más libre de prejuicios y dogmas; y más unida a la  fuerza reproductora de  la Naturaleza, el placer y el gozo.

 

La atmósfera que se respiraba fomentaba las  alianzas entre tribus y durante las celebraciones se fortalecían los lazos entre clanes y familias. De hecho se prohibían las armas y no había refriegas. El espíritu de Beltane podría quedar expresado a través del famoso eslogan de los hippies sesenteros: “haz el amor y no la guerra”.

 

La Diosa en Avalon

La noche de Beltane  en Glastonbury se celebra una gran ceremonia en honor a lo Sagrado Femenino, pues se abre el segundo Portal de la Rueda de de Avalon  que corresponde a la segunda edad de la mujer: La Juventud.

Al día siguiente la gente se levanta a las primeras luces del amanecer para subir hasta el Tor, que es la colina más alta y emblemática de este lugar sagrado. Algunas mujeres siguen trenzándose flores en el pelo, hombres y mujeres por igual decoran sus cuerpos. Beltane marca el regreso de la vitalidad y la pasión.

Rhiannon, Diosa Celta del Amor

Ella es la Reina de la Fiesta: la Reina de Mayo. Podríamos decir que es una Afrodita/Venus galesa, incluso surge de las olas del mar sobre una concha, al igual que estas conocidas Diosas de Amor. Es la diosa virgen que ha despertado a la sexualidad y que se encarga de activar la reproducción en los seres vivos. Se la representa como una mujer joven, amorosa y sensual sosteniendo en su mano derecha una rama de espino o de manzano. También se la puede ver escuchando una caracola o montando una yegua blanca que cabalga sobre la espuma del mar y rodeada por una bandada de palomas blancas o de pájaros negros, pues es una diosa liminal. Esto quiere decir que viene y va entre mundos, acompañando a los humanos en las transiciones.

A veces se representa peinándose mientras se mira en un espejo. En su aspecto de amante lleva ropas y cabellos de color rojo pasión y su comportamiento es el de una yegua salvaje, poderosa, instintiva e indomable que sólo responde al amor.

 

taller beltane

Símbolos de Beltane

 

Estamos recorriendo el punto medio entre el Fuego del Equinoccio de Primavera y el agua del Solsticio de Verano. De hecho en esta festividad de hogueras y calor, también es un tiempo mágico para el agua salvaje (rocío, arroyos y manantiales), que se recoge y se utiliza para bañarse, embellecerse y mejorar la salud.

Los símbolos que se asocian a este periodo son las flores naturales, velas rojas, el palo de mayo para simbolizar ese encuentro de las polaridades y todo lo que representa la belleza, el amor y la unión sexual sagrada.

TALISMANES

Peine, espejo, caracola, pétalos de rosa

COLORES

Rojo, rosa

FLORES

Rosas, orquídeas, flor del manzano

ÁRBOL

Espino

Animales Guía

 La Yegua Blanca y el Caballo

Así como los pájaros nos muestran el disfrute de la libertad en el aire, el caballo lo hace a ras de tierra. Además nos lleva en sus lomos y hace de modo que podamos sentir esa libertad en nuestro propio cuerpo a través de su movimiento.

El Toro

 El toro encarna la abundancia de la Tierra, símbolo de fertilidad y de fuerza. 

Paloma

 La paloma blanca se asocia a Afrodita y a otras diosas del amor como Isis, Ishtar y Rhiannon. También se le asocia con el aspecto femenino de la Trinidad. Llamado Espíritu Santo por los cristianos y Shekinah en la Cábala.

Es la mensajera del amor, de la paz, la que conoce el camino de regreso a casa. Su arrullo trae una caricia suave para el alma, como una nana de agua. Una de las versiones del nacimiento de Afrodita cuenta que fue incubada en un huevo de paloma.

 

Arquetipos Femeninos de Beltane

 

La energía de Beltane es magnética, es la unión de las polaridades y la alquimia del encuentro. Son las mariposas en el estómago de la persona enamorada, y se siente en aquello que más nos atrae y que irradia sensualidad, belleza…

Beltane es el Reino del Florecimiento, cuando la Naturaleza nos embriaga con su perfume y revive el cuerpo. Imbolc ya nos despertó con la llama del Sol renacido, pero fue más sentido en el alma. El Fuego de Beltane enciende el caldero del deseo carnal y la Naturaleza toma ahora su rostro de Amante.

 

Correspondencia en la Rueda Lunar

 

Dentro de nuestro Ciclo Lunar, Beltane representa la fase cercana a la Luna Llena que se llama: Luna Gibosa. En nuestro Ciclo Menstrual nos acercamos al tiempo de la ovulación. La energía se orienta hacia el encuentro entre lo masculino y la femenina, logrando así el Matrimonio Sagrado.

Tal como en la Noche de Beltane, durante esta fase de nuestro Ciclo Menstrual aumenta nuestro deseo de abrirnos al masculino, dentro y fuera de nosotras: al amante y compañero/a de camino.

 

 

Cualidades de la Diosa en Beltane

 

 En cada cultura antigua existen diosas vinculadas al amor y la sexualidad. Aquellas anteriores al patriarcado se consideran emanaciones de la Gran Madre, una Diosa completa, divina y humana que integra en sí misma el amor materno y el amor sexual: algunas ya las hemos nombrado: Rhiannon, Afrodita, Venus, también María Magdalena, Hathor, Elen de los Caminos y muchas más. En cada lugar una Diosa del Amor, si sabemos indagar.

 

En el encuentro entre dos amantes nunca se sabe lo que va a pasar y eso forma parte de la magia del momento. Una quiere entregarse, arriesgarse a no se sabe bien qué, y frente al miedo a la incertidumbre, la atracción es la fuerza que impulsa a seguir adelante. Si no fuera por esta emoción, quizá no nos aventuraríamos, pues en una relación amorosa estamos más vulnerables que nunca, expuestas a que el otro/a pueda tocar nuestras heridas e incluso reabrirlas. Pero también puede traernos  la unión profunda con otro ser humano y una anhelada experiencia de éxtasis. Todas lo sabemos, es lo más maravilloso de la vida.

 

Palabras Asociadas

Encuentro, pasión, armonía, belleza, amor, sensualidad, sexualidad sagrada, libertad, equilibrio, fertilidad, gozo, éxtasis, unión

 

La Sexualidad Sagrada

 

 Tanto hombres como mujeres necesitamos honrar nuestras emociones, sentimientos y sexualidad. Durante miles de años, la energía sexual ha sido denigrada a la vez que utilizada como forma de poder sobre otros. Conocemos el daño que el Patriarcado ha infligido al cuerpo de la mujer y estamos ocupándonos de  devolverle su poder sexual sano, pero no somos tan conscientes de la cantidad de programas mentales que nos impiden vivir una sexualidad bonita con nuestras parejas, con quien elijamos y ante todo con una misma.

 

Para la vida, la sexualidad es el acto que la concibe. ¡Así es de grande! En el encuentro de dos puede engendrarse un nuevo ser y eso la hace más poderosa aún. Pues traemos vida a través de ella, y además, podemos disfrutarla aunque no busquemos ser mamás. Además no es exclusiva entre un hombre y una mujer.

 

La sexualidad, en esencia, está unida al amor y al placer

Es una  experiencia gozosa de encuentro íntimo. Es una fuente de salud que nos revitaliza tanto a nivel físico como emocional. Nos hace sentir la belleza de la vida, pues cuando esta energía recorre nuestro cuerpo, quema la antigua densidad e ilumina nuestro cuerpo y nuestro aura. Nos convertimos en imanes para aquello que deseamos atraer a nuestra vida.

Sin embargo, los modelos que nuestra cultura ofrece a la hora de mostrar esta maravilla, están teñidos de dependencia, celos, traición, drama, superficialidad… No hay más que escuchar con atención las letras de canciones exitosas, de telefilms, telenovelas… Detente un poco a procesarlas.

Muchas de estas canciones suenan una y otra vez, las cantamos, disfrutamos sus melodías pegadizas y sin darnos cuenta entran a formar parte de nuestros programas mentales y tendencias emocionales. Por ejemplo: «sin ti no soy nada» y muchas más parecidas. En el otro extremo está el desenfreno, la adicción al sexo y el placer sin la consciencia de lo que se está haciendo al propio cuerpo y/o al de la otra persona usándola.

 

dependencia y adicción traen sensaciones de vacío

 

Cuando elegimos vivir con mayor consciencia las mujeres solemos hacernos muchas preguntas. Deseamos conocer el cuerpo femenino, entender cómo funciona. Porque durante mucho tiempo vivimos bajo la presión de sentirnos inadecuadas, de no ser aquello que se esperaba de nosotras o aspirando a la perfección.

También queremos entender el cuerpo del hombre. Dejar atrás bloqueos y experiencias de dolor emocional; sentir cómo vibran cada uno de los poros de nuestra piel, o mejor, cada una de las células de nuestro cuerpo, ¡hasta las que no han nacido todavía!

Diversas fuentes de sabiduría ancestral nos acercan una visión energética del mundo y nos hablan de que la energía sexual es en realidad la misma energía vital y creativa que da lugar a que todo exista. ¿No es apasionante?

amante interior

 

La sexualidad como experiencia mística

 

Habitualmente, se entiende la sexualidad como una experiencia genital, placentera que conduce hacia el orgasmo y se ve a este como una culminación, logro, algo a lo que aspirar y con que medir la calidad de la experiencia. Pero la sexualidad abarca todas las partes del cuerpo y el alma cuando la vivimos como una experiencia de comunión con el otro, con una/o misma/o; incluso con el Universo. Por algo ha sido desde muy antiguo considerada una vía de misticismo y desarrollo espiritual.

 

Para poder vivirla de este modo, necesitamos honrar lo que sentimos, honrar la sexualidad misma y abrirnos a descubrir los misterios del alma y el cuerpo. A un nivel más esencial, está ocurriendo un poderoso encuentro entre polaridades.

 

La danza entre Yin y Yang

Dentro de cada ser, más allá de su género,  hay un yin-yang una combinación única de los aspectos masculino y femenino formando un todo al nivel de la esencia. Desde esta concepción de las energías masculina y femenina dentro de cada ser, se acogen todas las formas de pareja y no tiene cabida una discriminación por género ni transgénero.

 

ENERGÍA MASCULINA

Es el aspecto enfocado hacia el exterior, percibe el mundo de forma lineal, secuencial: una cosa detrás de otra; es racional, lógica, y orientada hacia un fin. Es la parte de la Esencia que nos permite separarnos de la Totalidad, para ser un individuo específico, por ello es la encargada de materializar.

 

ENERGÍA FEMENINA

Es oceánica y lo abarca todo, pues todo lo une y lo abraza. Orientada hacia el interior, percibe el mundo de forma intuitiva, en flashes, sintetiza y siente la experiencia de ser. No diferencia, no individualiza, es receptiva y magnetiza aquello que desea.

Las mujeres nos adentramos en el mundo y en la otredad a través del corazón y recibimos a través de nuestra matriz. El corazón es el asiento del alma, el centro del Ser, si por alguna razón no desea la entrada del otro, nos lo va a hacer saber de un modo u otro. Porque podemos entregarnos sin tener esto en cuenta y luego inundarnos una profunda tristeza, o que una se sienta sucia, drenada de energía.

 

Obstáculos en la Intimidad

 

Hemos de honrarnos a nosotras mismas y a nuestro cuerpo más allá de criterios estéticos, trabajar sentimientos de culpa, vergüenza, inadecuación… Todo lo que afecte a nuestra autoestima y autoconcepto, porque todo esto se entromete en el acto íntimo y en la relación de pareja.  Se necesita sanar el vínculo con la madre física para sanar la relación con una misma y poder ser recipientes de lo Sagrado Femenino. También nuestro Masculino Interno, conozcámoslo para transformarlo en una fuerza que nos ame y apoye.

 

Estos cambios dentro de nosotras y nuestro compromiso con la propia vida, hará que nos coloquemos en el mundo de una forma regia, atrayendo parejas con quienes caminar y crecer juntos o bien favoreciendo cambios en los compañeros que ya tenemos.

 

El hombre necesita descubrir y desmontar sus patrones patriarcales (nosotras también, claro). Sabemos que el Patriarcado no es algo exclusivamente suyo, que les afecta y les daña al censurar sus sentimientos y emociones. Al hombre se le suele educar para ser el mejor, directamente para el logro, a ser fuerte, decidido… Pero ¿Qué pasa con su vulnerabilidad? Se honra el Arquetipo de Cazador, en su peor versión, la de cazar por demostrar su valía. La presa puede ser igual un animal que una mujer, y así el hombre se siente más hombre cuantas más mujeres están a tiro.

 

ABRAZAMOS ESTE TIEMPO PARA INTEGRAR EL AMOR POR NOSOTRAS MISMAS,  NUESTRO SENTIDO DE LA PROPIA BELLEZA Y LA SEXUALIDAD SAGRADA.

 

Lo Sagrado Masculino

Por esto, a muchas mujeres nos cuesta mucho confiar en los hombres, y esto es una grave situación porque aunque no confiemos en ellos, los amamos. En el mejor de los casos, algo se cierra dentro de nosotras, pues anhelamos un «Caballero del Grial.»

Hace mucho, mucho tiempo, cuando los minutos podían doblarse hasta llegar al momento presente, una heroína salió en busca de sí misma. Algunos tramos conducían por senderos serpenteantes, a veces peligrosos, callejones sin salida…

En el camino se dio cuenta de que no viajaba sola, que a cada paso que daba iban surgiendo aliados y apoyos. Al más cercano, fiel e íntimo lo llamó: El Caballero del Grial.

 

El Caballero del Grial es una imagen arquetípica de lo masculino que sirve al aspecto sagrado de la vida. Es un aspecto que entrega su fuerza a la misión de preservar el aspecto femenino pues reconoce su grandeza y en ella se regocija. Representa también lo masculino con coraje y corazón, que tanto necesitamos dentro de cada persona.

 

¿Cómo está tu Caballero del Grial Interior?

Este aspecto dentro de nosotras, aunque no lo llamemos así es el que nos impulsa a viajar adentro para encontrar nuevas formas de mirarnos, de relacionarnos y sobre todo para desprender más amor. Aunque no hace falta esperar a Beltane para conocerlo.

Con amor,

Gabriella Robles

 

Si estás deseando viajar profundo por estos paisajes de alma, no te pierdas Volver a Casa en Beltane: La etapa más hermosa de Volver a Casa: Viaje Interior Hacia Ti Misma

Y si te apetece formar parte de esta tribu de mujeres suscríbete a nuestra Newsletter. ¡Se bienvenida!

4 Comentarios

  1. Bego
    | Responder

    Muchas gracias. Me encanta

    • eldespertar
      | Responder

      Gracias!

  2. Romina
    | Responder

    Bellísima explicación de esta festividad tan especial. Gracias♥️

    • eldespertar
      | Responder

      ¡Gracias!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  • Responsable: Inmaculada de la Iglesia Ferreras
  • Finalidad: Responder a tus comentarios
  • Derechos: Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en info@gabriellarobles.es, así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control.
  • Información adicional: En mi política de privacidad encontrarás información adicional sobre la recopilación y el uso de su información personal. Incluida información sobre acceso, conservación, rectificación, eliminación, seguridad y otros temas.