meditacion luna nueva en cancer 28 junio
INICIO » Blog » Constelaciones Familiares » Meditación para la Luna Nueva en Cáncer -28 Junio-

Meditación para la Luna Nueva en Cáncer -28 Junio-

Publicado en: Constelaciones Familiares

Hace muchos años que se ha comprobado el beneficio de la meditación sobre la salud y también los beneficios en la conciencia colectiva cuando muchas personas están meditando a la vez. Científicamente se ha comprobado un descenso de la violencia, y si preguntamos a los lamas del Tibet o de cualquier otra comunidad espiritual nos hablarán sobre el poder de la oración y la meditación como forma de elevarnos a mayor armonía en mente y cuerpo.

Si además, meditamos juntas en los momentos especiales de nuestra Madre Tierra, estaremos alineándonos con sus ciclos que son nuestros biorritmos, ya que somos parte de ella.

círculo de luna llena gabriella robles

Las Lunas viven en la matriz femenina, modulando la fertilidad de la Tierra. Cada una nos habla de una forma diferente, nos propone un trabajo distinto, dependiendo de la constelación astrológica por la que esté transitando. La Luna nos devuelve al interior, al origen; es el mundo del inconsciente, la noche, la Madre. Ahora en el signo de Cáncer se multiplica su energía, y se vuelve a multiplicar por ser Luna Nueva.

Vamos a sentirnos muy hacia dentro y esto es una oportunidad para tener acceso a esos lugares del alma que muy pocas veces visitamos. ¿Y para qué visitarlos si la vida está ahí afuera?

Para nada.

Ese es el motivo: dejar de buscar tan solo lo útil para simplemente sentir lo que hay dentro. Experimentarse y estar en lo que hay adentro.

Luego llegan los regalos, como el ser fiel a ti misma y no abandonarte cuando lo de afuera se pone mal, por poner algún ejemplo.

Pero ahora vamos hacia adentro sin más. ¿Te vienes? Aquí cabemos todas, todos.

Hoy revisando mis escritos lunares he encontrado algo de mi puño y letra que me recuerda mucho a las enseñanzas de Bert Hellinger. Es posible que sean apuntes de alguna jornada didáctica con él, sin embargo ahí están en hojas sueltas junto a mi notas. En todo caso pongámoslo a él como maestro y tomémoslas como introducción a lo que viene a continuación

meditacion luna nueva en cancer 28 junio

Meditación de Luna Nueva en Cáncer

(Ahora necesitarás unos 20 minutos de silencio y quietud)

Empecemos alineando el cuerpo, cerrando los ojos y tocando con los pies al suelo.

Pon la atención a tu respiración mientras el aire entra, recorre tu cuerpo y sale.

Permite que mi voz te hable como si fuera desde dentro, como un susurro…

La mitad de nuestro ser está constituido por nuestra madre y la otra mitad por nuestro padre. Todo lo que somos nos viene, en cierto modo, de ellos.

Si esta Luna nos devuelve al hogar podemos recordar primero cómo nos sentimos cuando estamos un tiempo de viaje y llega un momento en que echamos en falta algo, es como un vacío que necesita llenarse y solo lo hace cuando al fin volvemos al hogar.

Lo mismo ocurre a lo largo de nuestra vida, si no retomamos frecuentemente con nuestro origen, nuestro primer hogar, nos sentimos desconectadas, como si nos faltara algo esencial.

¿Te imaginas volver ahora a la casa donde viviste tus primeros años?

Tal vez sea posible o tal vez no, lo importante aquí es poder regresar a ese sentimiento de hogar ya que aunque pudiéramos volver al primer hogar, a nuestro pueblo o ciudad natal siempre hay algo sin lo cual, este lugar se sentiría en parte, vacío.

Ese algo es nuestra madre y nuestro padre. Ellos eligieron ese lugar para criarnos, llenaban el espacio y sobre todo, nuestra existencia.

De ellos, de su disposición, se ha servido Algo más Grande que nosotros para que cada una de las que estamos aquí podamos estar vivas y ahora te pregunto:

¿Hay algo más preciado para cada uno que su propia vida?

A menudo perdemos esta dimensión y entramos fácil a la crítica, en el juicio sobre lo que el otro hizo mal, incluso hacia nuestros propios padres y a utilizar nuestra propia racionalidad. Empezamos a ver que nuestros padres no son tan guapos, ni tan perfectos, que a veces no son justos…

Vuelve a tu respiración… inhala, sostén y exhala…

Sigue así hasta que te sientas calmada…

Ve llevando tus manos sobre tu vientre, e imagina, ve o siente el agua adentro

El interior del vientre es como un océano…

Dicen que el océano fue nuestro primer hogar

El océano primigenio, donde surgió la primera chispa de vida… Su sonido está grabado en nuestras células… en las células de todo ser vivo que ha ido evolucionando en este planeta.

Sumergirnos en el océano es a la vez sumergirnos en el vientre de la Madre, como antes de nacer, cuando éramos una con ella y la felicidad era absoluta, total.

El Océano como aspecto divino, femenino, madre que acoge, está representado ancestralmente por diosas como la afroamericana: Yemanja, la que rige los ciclos lunares, asimilada después con el cristianismo a la Virgen de Regla.

Imagina ahora que tomas una caracola y la llevas hasta tu oído, ella te transporta inmediatamente a ese Océano. Ella ha estado allí tanto tiempo, que su estructura vibra con el mar…

Ahora, desde el silencio, escucha… siente….

Adéntrate a este Océano para ser una con él, eres una con la Madre… La fusión es total… la felicidad es total…

Quédate ahí hasta que empieces a sentir una necesidad de algo así como… ¿aventura?

Comienzas a sentir tu identidad, distinta de lo absoluto, del mar… y te das cuenta de que tienes un cuerpo y el mar te está llevando hacia la playa…

Tu cuerpo choca suavemente con la arena y sales del agua… comenzando a caminar.

Tus pies se hunden sobre la arena húmeda, luego seca y cálida… y la brisa acaricia tu piel mojada. Huele a sal.

Ves un camino que sale de la playa  y decides aventurarte a seguirlo…

Ya estás en él y observas todo a tu alrededor,

mientras caminas divisas una casa hacia la que te vas acercando…

Lentamente se va amplificando en tu campo de visión, hasta que por fin llegas:

Es Tu Casa.

Abres la puerta y te encuentras en una estancia redonda que parece vacía salvo por un cuadro que hay colgado en la pared del frente.

Te acercas y observas dos figuras humanas: Son tus padres, juntos, celebrando. Quizá sea el retrato de boda o quizá el momento en que saben que tú estás en camino.

Siente ahora tu corazón, como está latiendo, es como si un rayo amoroso saliera desde el pecho de tu madre hasta tu propio pecho. Ese rayo contiene toda la fuerza de vida que ella ha traspasado hacia ti y te ha sostenido hasta ahora. Algo dentro de ti se inclina reconociendo su grandeza.

Luego miras a tu padre siente la distinta cualidad del rayo el te envía desde su pecho al tuyo, mientras le das el lugar en tu corazón y en tu alma.

Algo dentro de ti te dice, que has llegado a Casa.

 

Si sientes que necesitas sanar algo con tu madre, puede interesarte: Volver a Casa en Lammas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

  • Responsable: Inmaculada de la Iglesia Ferreras
  • Finalidad: Responder a tus comentarios
  • Derechos: Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en info@gabriellarobles.es, así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control.
  • Información adicional: En mi política de privacidad encontrarás información adicional sobre la recopilación y el uso de su información personal. Incluida información sobre acceso, conservación, rectificación, eliminación, seguridad y otros temas.